¿Qué tan importante es el ambiente laboral?

¿Qué tan importante es el ambiente laboral?

Existen muchas organizaciones que, por trabajar otros asuntos considerados de mayor importancia, no toman en cuenta al ambiente laboral dentro de sus principales prioridades. Con frecuencia vemos que las organizaciones se enfocan en la operación diaria, así como en actividades que aseguren su supervivencia económica. Sin embargo, es fundamental entender el impacto que puede tener el ambiente laboral en la agenda estratégica de las organizaciones y sus resultados de negocio.

El ambiente laboral se refiere a cómo los colaboradores dentro de una organización perciben su entorno de trabajo. En el, se incluye la cultura organizacional, la estructura interna, condiciones físicas del lugar de trabajo, los estilos de liderazgo y la comunicación (entre otros elementos).

En Great Place to Work® estamos convencidos de que un ambiente laboral caracterizado por relaciones de alta confianza generará un entorno laboral propicio para que los colaboradores puedan dar lo mejor de sí mismos y colaboren con un sentido de familia o equipo. Cuando existe una percepción generalizada de un ambiente poco adecuado, los colaboradores, lejos de contribuir al éxito organizacional, mostrarán comportamientos de apatía y desinterés por el bien común generando conflictos en el lugar de trabajo e incluso comportamientos de agresión y sabotaje.

Teniendo en cuenta lo que incluye el ambiente laboral y su impacto, su medición frecuente puede proveer información valiosa. Los instrumentos de medición como las encuestas que evalúan la calidad del ambiente laboral (llevadas a cabo de manera planificada, calendarizada y organizada) son una manera eficiente para recolectar información importante proveniente directamente de los colaboradores para entender cómo viven en el día a día lo que sucede dentro de la organización.

Muchas veces los líderes no echan un vistazo a la dinámica interna de la organización o tienen percepciones “subjetivas” de ella, al encontrarse inmersos solamente en temas de la misma operación. El no considerar también el ambiente interno puede resultar peligroso, ya que pueden existir focos rojos o áreas de oportunidad que necesiten una atención inmediata y puedan llegar a perturbar la operación diaria afectando los resultados del negocio.

La medición del ambiente laboral, entonces, más que un gasto es una inversión. Existen investigaciones que señalan que existe una relación directa entre el ambiente laboral y resultados positivos de trabajo, debido a que el clima organizacional influye en el desempeño de los colaboradores y por ende en su productividad. Al final del día, esto también tiene una gran influencia en la calidad de los productos o servicios que ofrezca la organización.