¿Aburrido en el trabajo?

¿Aburrido en el trabajo?

Sentir aburrimiento en el trabajo es algo que, inevitablemente todos hemos sentido, de una manera u otra. Sin embargo, ¿qué pasa cuando este aburrimiento llega a ser algo crónico? ¿Cuándo, cada día que pasa es un verdadero pesar ir a trabajar y ya no le encuentras sentido lo que haces día con día?

Este tipo de aburrimiento crónico, que va más allá de la pereza, es considerado como un riesgo psicosocial emergente hoy en día. Su nombre: Síndrome del Boreout.

¿De dónde proviene?

Una de las fuentes principales es el aburrimiento debido al tipo de trabajo que se realiza o la naturaleza de las funciones que integran la posición. O, puede que el colaborador simplemente pierda el interés en lo que tiene que ver con la organización (se deslinda de ella), con su propio trabajo (que le reste importancia), o con su situación en la organización, no importándole movimientos internos que le afecten, ya sea horizontales o verticales. Otro factor puede ser cuando el colaborador siente que puede dar más en su puesto de trabajo, cuando la posición “le queda corta”, o cuando da cuenta de que tiene una capacidad mayor a lo que su puesto de trabajo le demanda.

¿Qué costos tiene?

A nivel individual, este nuevo riesgo psicosocial lleva a la persona a comprometer su estado de salud físico y mental, trayendo como consecuencia depresión, estrés, frustración, apatía, entre otras.

A nivel organizacional impacta directamente en el compromiso hacia la organización, la satisfacción laboral, mayor incidencia de errores, presentismo laboral, violencia en el trabajo, incremento de acciones de sabotaje y ciudadanía organizacional comprometida.

En cuanto a costos económicos relacionados, un estudio reveló que solo en Estados Unidos dicho Síndrome tiene un costo de más de $750 mil millones de dólares, lo que se traduce en más de 5 mil dólares por trabajador al año[1].

Y, ¿cómo podemos apoyar a estos colaboradores?

En la mayoría de los casos, las personas que padecen Boreout solían estar comprometidas con la organización, reportar los mejores resultados de desempeño e incluso ser un talento potencial, son colaboradores que pueden recuperarse.

Existen estrategias a seguir para reducir o erradicar el Boreout en tu organización:

  1. Antes de detectarlo:
  • Mide la temperatura de tu ambiente laboral, que arrojen indicadores clave como confianza, satisfacción, compromiso y liderazgo.
  • Construye un ambiente de Alta Confianza, esto hace más probable que las organizaciones también se beneficien del alto compromiso de su gente. En Los Mejores Lugares para Trabajar TM existe un grado de satisfacción de más del 80% de favorabilidad, y un compromiso del más del 90% de evaluaciones positivas de sus colaboradores.
  • Como líder, empodera a las personas para que asuman autonomía en sus trabajos que les permita asumir responsabilidades, tomar decisiones, cometer errores y aprender de ellos. En Los Mejores Lugares para Trabajar TM, 8 de cada 10 colaboradores opinan que sus jefes confían en que ellos hacen un buen trabajo sin ser continuamente supervisados.
  • Asegura un plan de formación y capacitación constante, para mantener actualizados a los colaboradores y puedan desarrollarse en el plano profesional y personal. El 76% de los colaboradores de Los Mejores Lugares para Trabajar TM menciona que en sus organizaciones existen medios para desarrollar su potencial.
  • Interésate genuinamente en tus colaboradores y en su trabajo, manteniendo una comunicación asertiva y cercana, siendo facilitador de procesos y no centralizador de los mismos.
  1. Una vez detectado:
  • Establece un plan de acción con los colaboradores que sientan el Síndrome de Boreout, mediante compromisos y acuerdos, dando seguimiento a su estado de salud.
  • Inspira a tus colaboradores ayudándoles a encontrar la trascendencia y sentido de su trabajo. En los Mejores Lugares para Trabajar TM, 9 de cada 10 colaboradores sienten que su trabajo tiene un propósito, e incluso, sienten satisfacción en cómo contribuyen a la sociedad.
  • Enriquece el puesto de trabajo del colaborador, dando oportunidad a la persona de redefinir procesos o tareas, establecer nuevas métricas o refrescar la forma de trabajo.
  • Propón esquemas de desarrollo en la organización, que tengan que ver con la rotación de puestos de trabajo, participación de los colaboradores en proyectos con otras áreas, colaboración en comités de innovación o ambiente laboral.
  • Reconoce los esfuerzos de la gente e incentiva la creatividad y la innovación. El 74% de los colaboradores de Los Mejores Lugares para TrabajarTM sienten que su esfuerzo es constantemente reconocido por sus líderes.

Como nota final:

Recuerda que las organizaciones son organismos dinámicos que necesitan del cambio para sobrevivir. No tomes por sentado que la gente está satisfecha por el simple hecho de tener un empleo, de no tener un alto grado de ausentismo, o porque la gente está en sus puestos de trabajo la jornada completa.

Conoce a las personas que trabajan en tu equipo, rétalas para que puedan maximizar su potencial. Fomenta ambientes de trabajo centrados en Alta Confianza. Todo, para que el “estar por estar” cambie al “querer y desear estar”.


[1]Cabrera-Noriega, L.E. (2014). Síndrome de Boreout: Diseño, confiabilidad y validación preliminar

de un instrumento para su medición. Rev. Univ. Ind. Santander. Salud vol.46 no.3.