¿Transformarse o mantenerse en el intento?

¿Transformarse o mantenerse en el intento?

Sin duda 2019 se nos viene como un año retador, transformaciones políticas en México, un nuevo tratado de libre comercio en América del Norte, la avanzada en la Revolución Digital, la entrada de los Centennials a los lugares de trabajo y la demanda de diversidad en inclusión dentro y fuera de las organizaciones serán solo alguno de los desafíos con los cuales la mayoría de los dirigentes de organizaciones afrontarán la antesala a la segunda década del siglo XXI.

Será un año en el que romper paradigmas y afrontar las coyunturas requerirá de estrategia, pero sobretodo de una reconstrucción de  la cultura organizacional que apuntale en los pilares fundamentales que soportarán los embates del negocio y del exterior.

El fenómeno de “Transformación” está en todo, gobiernos, grupos sociales, tecnologías y en las organizaciones, sin importar el sector, tamaño de la empresa o fines de lucro; todo se está transformando imparablemente y a una velocidad excesiva.  Los CEO más confiables empiezan a compartir sus perspectivas y nos develan hacia a donde apuntar.

De acuerdo con los líderes más confiables de Los Mejores Lugares para Trabajar™ en México, la tendencia corre en una apuesta hacia aspectos clave para sustentar una cultura organizacional en los próximos años:

Es claro que los valores, el trabajo en equipo, la integridad y la honestidad van a permanecer, eso en cualquier fuerza disruptora que puedas imaginarte, serán condiciones sine qua non”. Víctor Soulé García, CEO de EY México.

La sostenibilidad es el único camino, esas son las cosas que están en nuestro ADN  y que al estar con nosotros estamos viviendo y cambiando día con día integralmente”. Arq. Miguel Quintana Pali, CEO en  Experiencias Xcaret

El tema fundamental que está pasando es cuidar, va a ser súper importante y como consideramos a la equidad de género. Comprender la movilidad de las personas y agregar el componente Home Office. Cada vez más se va a trabajar por equipos y cada vez menos por estructuras jerárquicas, cambiará la cultura y la metodología para trabajar en equipos”. Luis Ferezin, CEO en Accenture México.

La cultura que quisiera ver es una cultura que esté relacionada con la diversidad e inclusión, reflejada en las personas para las cuales servimos. Una cultura que como equipo tengamos pasión por aprender, por nuevas cosas, curiosidad intensa acerca del futuro, constantemente curiosos por las cosas que vendrán”, Kelly King CEO en AT&T México.

Para aquellas organizaciones que van a entrar o ya están inmersas en la transformación cultural, es indispensable escuchar estas aportaciones:

En el caso de las organizaciones que entrarán a un procesos de transformación cultural recomendaría: una definición clara de cuál va a ser la cultura de la organización definir cuáles son los puntos que desean transformar, en qué fases y qué pasos; y  aterrizarlo en entregables puntuales con un responsable”,  José Antonio Alonso Mendívil. Dimex Capital.

Empezar y tener paciencia, porque no es algo que puedas hacer de inmediato, ponerse metas año con año y un programa sólido de 3 años, y muy consistente, querer los resultados en el corto plazo puedes sacrificar el mediano o largo”, Servando Calderón. CEO Casa Sauza.

La transformación comenzó con el programa Journey, capacitando a los líderes, fue clave porque nos ayudó a trabajar en conjunto con los líderes. Recursos Humanos es un complemento más que me lleva a conseguir esto, pero se logra sumando a los líderes”, Luis Manuel Hernández CEO en SC Johnson México.

Escucha a Recursos Humanos, esta área tiene que tener un lugar muy importante y una transformación es un plan continuo, jamás hay una meta, es un proceso, es forever and ever”, Mauricio Gamboa Rullán CEO de Buró de Crédito.

“Conocer cuáles son los role models de empresas que se pudieran adaptar al modelo de la organización. Tomar lo que se puede adaptar y después crear su propia identidad e imagen cultural”, Luis Ferez CEO en Ingram México.

Debemos comprender entonces que la cultura organizacional seguirá siendo el pilar sobre el que se edificarán mejores lugares para trabajar para todos, que sustentará modelos de negocio exitosos y abrirá la puerta a la innovación como diferencial en el sector competitivo de las organizaciones.

El ADN de los excelentes lugares para trabajar se va configurando con los valores, sostenibilidad, la equidad, la diversidad, el aprendizaje y la curiosidad intensa por el futuro; un ADN compartido con cada colaborador para hacerlo responsable de co crear la flexibilidad necesaria para transformarse y no quedarse en el intento.

2019 significará para muchas organizaciones el inicio de una nueva era, la era de las organizaciones #4ALL.