¿Quieres ver a tu empresa en la lista? ¡Regístrate!
Inicio Publicaciones y eventos Publicaciones Contratando, Generado Valor a la Empresa

Contratando, Generado Valor a la Empresa

estamoscontratandoproficionaisemvariasareasdeatuacaocuritibaprbrasil__3CC41F_1 El proceso de contratación y bienvenida es fundamental en cualquier empresa u organización; ya que es el momento clave para decidir si el candidato es la persona adecuada para integrarse al equipo. Por otro lado, lo que suceda en este momento será la primera impresión que se llevará el candidato de la empresa y de sus futuros jefes.

Contratando, Generado Valor a la Empresa

Directora Región Centro Sur/ Great Place to Work® Institute México. 

Por Rocío Álvarez Bauza

En los Grandes Lugares para Trabajar contratar es la forma en que los líderes seleccionan y dan la bienvenida a los nuevos integrantes del equipo; donde además los valores de las personas son tan importantes como sus conocimientos y habilidades. Es decir, no es solamente atraer personas que tengan la experiencia deseada; sino también buscar talento que ayude a la organización a desarrollarse y crecer.

Para poder seleccionar al candidato idóneo es necesario explorar la afinidad cultural, para garantizar que los nuevos miembros compartan los valores organizacionales. Según Peter Drucker “las organizaciones, como las personas, tienen valores. Para ser eficaces en una organización, los valores de una persona deben ser compatibles con los valores de la organización.

No es necesario que sean los mismos, pero deben parecerse lo suficiente para coexistir. De lo contrario, la persona no sólo se frustrará, sino que tampoco producirá resultados”.

Resulta de vital importancia en las Empresas contar con un proceso formal de bienvenida para el nuevo colaborador; ya que esto le hará recordar especialmente cómo fue su primer día de trabajo en ese lugar. Sucede con frecuencia que en una misma Empresa cada colaborador tiene versiones distintas sobre su proceso de contratación. Precisamente porque no existe un proceso unificado que incluya a todos los nuevos colaboradores. Esto aplica de igual manera cuando se cambia de puesto o área, debe existir también una bienvenida y presentación con el nuevo equipo.

Dentro de la Encuesta de Clima Laboral que el Instituto aplica a las Empresas, preguntamos a los colaboradores sobre cómo es su proceso de bienvenida cuando ingresan a la compañía; así como si existe alguna práctica similar durante el cambio de área o departamento. De igual forma, es importante la percepción que tienen los colaboradores sobre el nuevo personal que se integra a la compañía, tomando en cuenta si su perfil va acorde con la cultura de la Empresa.

Existen varias prácticas que ayudan a encontrar esta afinidad entre los valores del candidato y los de la empresa. Una de ellas es la de realizar una entrevista por competencias, donde se puedan incluir preguntas relacionadas con los valores organizacionales. Es útil también entrevistar al candidato en lugares distintos a la oficina, como en los pasillos de la empresa o recorriendo las instalaciones y preguntándole su opinión sobre casos específicos de la problemática de la misma organización.

Otra opción es utilizar fuentes no tradicionales de reclutamiento, donde los mismos colaboradores son quienes proponen a algún conocido para que se integre a la organización, este esfuerzo lo premian con algún bono o incentivo. Esta práctica es muy interesante porque los propios colaboradores son quienes viven los valores que se requieren para pertenecer a su Empresa.

El papel del líder es fundamental en este proceso porque es quien mejor conoce los requerimientos del perfil del puesto; así como las características y competencias que deben tener los posibles candidatos para desempeñar adecuadamente el puesto. Por lo tanto, es importante que se involucre en la entrevista final y haga preguntas al candidato que lo ayude a determinar si es la persona adecuada para integrarse al equipo. Además de que exista un compromiso entre el líder y el candidato en el momento de firmar el contrato, este compromiso incluye a ambas partes: en latín compromiso (cum prometere) significa “nos prometemos juntos”.

Una vez que nos hemos decidido por el candidato idóneo, es muy importante iniciar con alguna actividad especial de integración al equipo, dando a conocer los principios culturales y filosóficos organizacionales, logrando que su primer día de trabajo, sea un día muy especial.

Por ejemplo, hay empresas en donde invitan a cenar al nuevo colaborador en su primer día de trabajo, con todos los jefes y directores de la empresa. Esto ayuda a que conozca mejor a sus jefes y también ayuda a conocer mejor al colaborador, en un ambiente más relajado y casual. En otras empresas, dedican un momento del día para reunir a todo el personal y el Director General presenta al nuevo integrante, como alguien más que se une a la familia o al equipo. Cuando la empresa tiene sucursales en distintos puntos del país o del mundo, lo que hacen es enviar una foto del nuevo integrante con alguna información interesante sobre él o ella, para que todos conozcan al nuevo colaborador.

La esencia de estas prácticas es seleccionar y recibir al colaborador con un espíritu de don o regalo, donde se manifiesta  que las personas no sólo dan su tiempo a la empresa, sino que dan parte de su vida y de sus sueños. Este proceso debe ser un reflejo claro de los valores de la empresa.